Suscripción

31 octubre 2013

CORRIDAS MATINALES, ¡Y OLÉ!


Martes. A escasas horas del enlace más espeluznante jamás recordado, salen a la luz a la velocidad del rayo los detalles del banquete organizado por Beatriz Trapote y Víctor Janeiro. Tras la misión imposible de encontrar una finca a la altura de la pareja, la lista de invitados se resquebraja por momentos. La famosa cuchipandi fraguada en el concurso de trampolines podría dejar de ser tan cuchi y convertirse en una trifulca de egos con pocas ganas de compartir mesa y mantel envueltos en un cisma insalvable. Mientras Lydia Lozano prepara el chuminero para el fin de fiesta, la clase noble del grupo, léase los inseparables Sonia y Álvaro, declinan la invitación y se mofan en voz baja del esperpéntico espectáculo que promete ser el acontecimiento. Montados en un autobús y convocados a primera hora de la mañana, el paseíllo se antoja similar a la fiesta de Halloween. La reputada periodista metida a estilista de uñas conseguirá mezclar a los Janeiro, Campanario y Torres con una troupe de artistas de la España más profunda. José Manuel Parada, Encarnita Polo o María Jesús con la acordeón a cuestas son sólo algunos de los lumbreras que ocuparán las páginas de ¡HOLA! en forma de exclusiva. Una boda sin niños ni cámaras fotográficas por deseo expreso de los novios, que hará historia y quedará perpetrada en la memoria colectiva de todo el país como hizo en su día la niña de la Jurado. Una corrida matinal (así reza la invitación) donde no faltará el Paco, Paco, Paco o el truco o trato. ¡Cuánto arte!

Miércoles. La reaparición en portada de Mar Flores continúa levantando ampollas y rellenando la parrilla vespertina muy a su pesar. Con su currículo amoroso a debate en mesas redondas, la modelo asoma la cabeza para defenderse y pedir prudencia. Mar se muestra sobrepasada ante los últimos acontecimientos y dice no comprender que su pasado vuelva a estar de actualidad. Si echamos la vista doce años atrás, Flores concedía una entrevista a modo de autobiografía al diario El Mundo. Con treinta y dos años y varios escándalos en la mochila, la de Usera relataba sus vivencias punto por punto y describía sin piedad a cada uno de los hombres de su vida. De orígenes humildes y marcada por el matrimonio convulso de sus padres, la bella Mar pormenorizaba sus relaciones con la fama, el dinero, el poder y el sexo. Una crónica sin censura que dibujaba una personalidad en permanente disputa consigo misma donde primaban las ansias de protección y status social. La Mar inocente y trabajadora lidiaba con su parte más frívola y se veía atrapada por sus pasiones más bajas. Unos fantasmas que vuelven a planear sobre ella y que desempolvan su desengaño con Bertín Osborne, sus noches interminables con Lecquio o las artes de Fernández Tapias para retenerla a su lado. Una historia que creía enterrada pero que vuelve a convertirse en su peor pesadilla. ¿Por qué el pasado siempre vuelve? ¿Es Mar víctima o verdugo?


Jueves. Lourdes Montes no cesa en su empeño de ser diseñadora. La esposa de Fran y su hermana pequeña, Sibi, ya han comenzado sus clases en una conocida escuela de moda sevillana donde toman nota de patronaje cual novatas. Tal es el talento que se atribuye la propia Lourdes, que planea presentar su primera colección la próxima primavera. La abogada se ha arrancado la toga y competirá próximamente por hacerse con la cartera de clientas amantes del volante que hasta ahora se dejaban vestir por los Lucchinos o las Berrocales. La pasarela SIMOF va camino de transformarse en La verbena de la Paloma. ¡Qué me gusta un rebujito! Buen fin de semana, ¡y olé!

30 octubre 2013

LOS BORBONES, DEL CARREFOUR A LA DISCOTECA


Revuelo informativo alrededor de Zarzuela. La infanta Cristina y Urdangarin retan al populacho y aparcan su exilio en Ginebra para asistir al enlace de Pablo Lara y Anna Brufau, retoños del presidente del Grupo Planeta y de un directivo de Indra respectivamente. Con una sonrisa de oreja a oreja y con el brilli brilli elevado a la máxima potencia, la pareja evitó el foco en la entrada principal del Pabellón Italiano de Montjuic, pero no consiguió desviar la atención en el interior del recinto. En el banquete compartieron espacio con los mayores representantes del poder empresarial y político del país, aunque algunos de ellos prefirieron mirar hacia otro lado y no saludar a los duques. Todo lo contrario sucedió con Artur Mas y esposa, la Ministra de Fomento, Ana Pastor, y los responsables del diario La Razón, que les hicieron un hueco en la mesa y conversaron animadamente a lo largo de la jornada. Tan sólo unas horas después, el gesto de Cristina cambia al hacerse pública la última prueba que la acercaría de nuevo a la imputación; una supuesta maniobra de autoalquiler de su propio palacete en Pedralbes a Aizoon, la sociedad de la discordia. Imputaciones y desimputaciones que caldean aún más el ambiente palaciego, pero del que desconecta su cuñada cada vez que pone un pie en el asfalto. Letizia se mostró más entusiasmada que en años anteriores en los Premios Príncipe de Asturias y causó furor a golpe de melena y con un arsenal de Varelas a medida en la maleta. Una edición donde los príncipes reafirmaron su amor en público prodigándose miradas cómplices y sin soltarse de la manita, acallando así rumores de crisis y parraques maritales. Ortiz aprovechó la estancia en su tierra para relajarse entre antiguos compañeros de colegio. Según aseguran algunos testigos, se zampó una considerable ración de callos y rabo de toro, y con el estómago lleno, se perdió en la noche ovetense con inhibidores de frecuencia en el bolsillo con el firme propósito de eludir las cámaras de seguridad. Fuera de agenda oficial, la princesa continúa con sus quehaceres de plebeya en Madrid; si hace unas semanas colapsaba los probadores de Mango, en los últimos días se dejaba caer por un Carrefour de Majadahonda. Con cuatro escoltas que hicieron las veces de carrito, Ortiz renovó el armario de sus niñas a precio de saldo. Leotardos, pijamas, ropa interior y una larga lista de adquisiciones que por el módico precio de ciento cincuenta euros, apoquinó con Visa (y sin tarjeta de puntos) en la misma caja que el resto de los mortales. Quién sabe si alguno de los souvenires caerá en manos de su sobrino más célebre, Felipe Juan Froilán. El primogénito de Marichalar y la infanta Elena va camino de convertirse en el próximo Harry de Inglaterra y copa portadas por méritos propios. Alumno de diversificación, peligro público escopeta en mano y amante de los pinchos morunos, el nieto mayor de los reyes se inicia en las discotecas ´light´ y ya se mensajea con un par de adolescentes que le hacen tilín. Una etapa de efervescencia hormonal que trae de cabeza a sus progenitores y que sería motivo de diferentes desencuentros entre ellos. Mientras la infanta lo ata en corto y vigila de cerca sus entradas y salidas, el exyerno pegado a una pashmina defiende una educación más abierta y dispersa que incluye tardes de toros y merendolas con las Natys. A todo esto, Don Juan Carlos permanece impasible y trastabillando la canción de José Alfredo Jiménez ´Pero sigo siendo el Rey…´. ¿Corinna? Hoy le doy el día libre.

@Varietes_alvaro

25 octubre 2013

MAR FLORES, AMAR EN TIEMPOS REVUELTOS


Mar Flores vuelve a ponerse en el escaparate. Después de años apartada de los medios y dedicada en cuerpo y alma a los suyos, la de Usera repasa su historia y saca del armario todos los cadáveres del pasado. Caracterizada a lo Norma Duval en sus campañas de Punto Roma, la modelo habla sin tapujos en la edición española de Vanity Fair, el gallinero de la élite más prestigioso del momento. La que fuera diva del cuché en los noventa, echa la vista atrás pasados los cuarenta y analiza el escarnio público que vivió, desde su actual status de madre de familia numerosa y abnegada esposa. Reflexiona y afirma que no todo fueron vino y rosas en sus comienzos, una carrera que la llevó a instalarse en París y que se truncó con su primera maternidad. Una época de luces y sombras que recuerda de esta forma tan sobrecogedora: “Había veces que no tenía ni para ir a la crepería de la esquina”. Ante semejante panorama y con los bolsillos vacíos, Flores probaba suerte en televisión por cortesía de Emilio Aragón en Vip Noche, y hasta hacía sus pinitos como actriz en la mítica serie Canguros. Una rutina entre muy dura y durísima que se sumaba a su fracaso matrimonial con Carlo Constanzia y su consiguiente batalla judicial por la custodia de su hijo. Es entonces cuando la morena se deja la piel por hacerse un hueco en los círculos más selectos de la capital, y su nombre empieza a ser sinónimo de escándalo a través de amores y desamores que hoy prefiere pasar por alto. Metida a empresaria con la instruida Mazagatos y dueña de un fachón monumental, Mar paseó palmito con el naviero Fernández Tapias, el conde Lecquio o Cayetano Martínez de Irujo. Tres relaciones que hicieron correr ríos de tinta y que terminaron haciendo mella en su salud mental. Mar habla con cierto resentimiento y deja al género femenino a la altura de las cloacas cuando suelta: “De aquella época no me quedan amigos. Somos un país machista y las mujeres, malas entre nosotras. He sentido más su rechazo que el de los hombres”. Una teoría manida, demagoga y que se da de morros contra el suelo cuando remata relatando sus artes para encandilar al que hoy es su marido. Tras un fugaz encuentro años ha, Flores se entera de que Javier Merino planea boda y se retira del mercado. Envuelta en lágrimas y en un arranque de vanidad, la chica se envalentona y organiza una cena para dos donde despliega todas sus armas para quedarse con el empresario en cuestión. Una noche larga que transformó su amistad en amor del bueno y que consiguió curar el corazón partío de la desvalida Marimar. Pese a soñar con ocupar carteles de película junto a los grandes, Flores renunciaba una vez más a sus proyectos y decidía dedicarse a sus cinco hijos y al diseño de edredones y trapos de cocina. La puja con Nuria González por el tesoro de Fefé, las imágenes de alcoba con el conde o su salida forzosa de la Casa de Alba forman parte de una época de nubarrones muy negros que la situaron al borde del precipicio y en la consulta de un psiquiatra. La nueva Mar regresa a primera línea de fuego reclamando una tercera oportunidad en el cine desde su refugio caribeño, pero lo hace bajo titulares que destacan la imputación de Merino en un caso de corrupción en el Ayuntamiento de Estepona. Un proceso complicado que no le hace perder la sonrisa porque está dispuesta a cuidarlo hasta el final de sus días; por sus niños y porque lo considera su salvador“Si no fuera por Javier no hubiese vuelto a estar con ningún hombre”. “Cuando tocas fondo, te agarras a cualquier cosa”. Yo no hubiese sido capaz de explicarlo mejor. Bienvenida al mundanal ruido. 

@Varietes_alvaro

24 octubre 2013

EL PODER DE SEDUCCIÓN DE TERELU

“Estoy hecha polvo, ha sido una ruptura muy dolorosa”. Así compartía Terelu con la audiencia esta semana su calvario personal tras poner punto y final a su relación con Carlos Pombo, el piloto que hacía las delicias de la presentadora desde hace más de dos años. La noticia frenaba la maquinaria de la industria rosa y las redacciones se ponían manos a la obra para incluir el sorpresón en sus portadas. La inesperada ruptura pone la guinda a la época más negra de Campos, que intenta recomponerse por dentro y por fuera, con la malla puesta y a golpe de mesoterapia y sesiones psicológicas en directo. La vida pública de la rubia ha protagonizado un sinfín de titulares a lo largo de varias décadas; un bamboleo sentimental y profesional que pernocta en las hemerotecas del país. Su andadura en los medios comenzaba a mediados de los ochenta. Una joven menuda y con cierto remilgamiento se colaba en las ondas de Radio Cadena Española. Málaga se rendía a los encantos de su hija pródiga, pero sería a principios de los noventa cuando el cardado y el escote de la hijísima saltasen a las nacionales de la mano de Jesús Hermida, Rey Midas de la caja tonta por esas fechas. En el equipo de Televisión Española conocería al que fue su primer marido, Miguel Ángel Polvorinos, un matrimonio con poca pompa y corto en el tiempo. Ya divorciada del cámara, sus entradas y salidas de la discoteca Gabana se convertían en un punto caliente para los paparazzo, interesados en fotografiarla con sus ligues de la época, véanse los toreros Rafi Camino o Martín Pareja-Obregón. En 1998 y apoltronada en las tardes de Telemadrid, volvía a prometer amor eterno en una boda civil celebrada en Santander y rodeada por sus íntimas más acérrimas: Rociíto, Larita Dibildos o Nuria González (de Tapias). Campos madre se plantaba el sombrero de rejilla y daba el beneplácito al segundo matrimonio de su hija mayor con Alejandro Rubio, óptico de profesión y encargado de las mil y una gafapasta que lucirían una y otra hasta la fecha en los platós. Con Alejandro se estrenó en la maternidad y dio a luz a Alejandra, su única hija, pero en 2003 volvía a planear el divorcio y, de mutuo acuerdo, tomaban caminos separados. Poco le duró la soltería una vez más. Sólo tres meses después, aparecía otro hombre en escena; Pipi Estrada, un periodista deportivo, habitual de la noche madrileña y mujeriego confeso, que veía cómo su entonces mujer le lanzaba los calzones por la ventana. Una imagen espeluznante que no hacía más que presagiar lo que sería una relación tormentosa y polémica. Pipi y Terelu eran carne de photocall y presumían de amor allá donde iban. La presentadora hacía alusión semana sí, semana también, a su plenitud personal en La Granja, el reality que la devolvió a una nacional y de la que salió facturando posteriormente. Sin trabajo y con Estrada ventilando sus intimidades, Borrego Campos añadía a su currículo amoroso nombres como el de Carlos Agrelo, empresario gallego, Celso García, antiguo buscapareja en un talk-show de Ana García Lozano, o Salvador Pérez, un joven malagueño, abogado y poco amigo del posado, discreto guardián de las estrellas entre bambalinas. En esos tiempos, la relación entre ella y la prensa no pasaba por su mejor momento. El sonado pim, pam, pum y la falta de proyectos la obligaron a unirse a la troupe de famosillos que hacían monólogos o se dejaban la pelvis en la pista bailonga de Anne Igartiburu, donde organizó escapadas con Morgan, el que fuera marido de Leticia con ´ (la amiga de los niños). Después de emprender una batalla legal sin precedentes contra todos sus adversarios, regresó a la cadena de Vasile y llegó a un acuerdo extrajudicial que la colocó en formatos como La Noria, Sálvame o QTTF. Ya instaladas en Telecinco, madre e hija limaron asperezas con todo hijo de vecino y allanaron el terreno a base de besos impostados y esfuerzos por trabajar a favor de obra. El destino le tenía preparado un mazazo en forma de enfermedad que provocó un antes y un después en su existencia. Un punto y aparte que sirvió para dar a conocer su cara más valiente, espontánea y cercana. Atrás quedaron los aires de Pulitzer y el guante de látex con el que pitilleaba en los pasillos. Campos luchó como una jabata por salir adelante y contó en el duro proceso con un apoyo sin parangón; el del comandante de Iberia que toda suegra soñaría para su pequeña. El mismo que hoy huye de preguntas incómodas y reflexiona en Hawái entre olas, mientras su ex afronta el temporal y da carpetazo al pasado aguantando el tipo. Arropada por sus colegas de profesión y sus chicas de los jueves, la nueva Terelu estrena entrenador personal, un ático en Pozuelo y un montón de ilusiones renovadas con el objetivo de mimarse, esta vez, a sí misma. “Lo mejor de tu vida me lo he llevado yo” apostilla Pipi a través de Twitter. ¡Yo no estaría tan seguro! Terelu y su poder de seducción están de vuelta. ¿Cómo es eso de ´Quien tuvo, retuvo…´?

22 octubre 2013

EL BELENAZO Y OTRAS HISTORIAS DE CUERNOS

Jueves. Regreso de mi tournée por Fiestas Patronales y entro al lío ipso facto revista en mano. Las plumillas patrias analizan el bodón de la heredera del azulejo, María Colonques, una rubia espigada con ojazos de Barbie que reunió a la Preysler con tres de sus hijos; un Iglesias, una Falcó y una Boyer (como en botica). El resto de invitados, habituales del gremio: los Bonos, las Amaias y los Bautes. Objetivo de los flashes fue la entrada de Andrés Velencoso, responsable de paralizar a medio mundo al conocerse su ruptura con una estrella del pop para largarse de escapada campestre con una pipiola de Física o Química. Una estampa tan de pavo como la de Letizia pelando pipas mano a mano con dos de sus escoltas en plena calle Princesa, minutos después de dejarse la pasta en Mango a base de jerséis de pico, camisetillas básicas y algún que otro complemento. Lo que viene siendo un fondo de armario para cualquier ciudadana de a pie. Mientras Ortiz hace shopping y pasa descaradamente de mojar los morros con champán el Día de la Hispanidad, los Rivera se matan en los platós. Paquirri, Paquirrín, y viceversa, se lanzan pullitas frente a toda España para terminar protagonizando una reconciliación entre cursi y muy cursi que haría poca gracia a la Pantoja, pieza importante en el follón al guardar bajo siete llaves esos capotes, cabezas de toro y demás enseres que siguen dando que hablar treinta años después. Bah, mujer, estírate un poco, que tanto pitón colgado de la pared está demodé.

Viernes. Llegó el gran día. La Esteban avanza a paso lento por un pasillo ambientado para la ocasión que evoca al mismísimo infierno, y baja las escaleras de ése, su reino, a ritmo de Mónica Naranjo. Con medias de espuma, un Pucci en tonos morados agarrado al cuello a modo de soga, y las cartucheras en su sitio, Belén se santigua y comienza a relatar su particular espiral de autodestrucción de la última década. La entrevista transcurre tranquila pero laxa, los titulares resultan repetitivos y la princesa no suda ni agita la pestaña con la fuerza de antaño. Afirma que ha salido del túnel, que ha enterrado al patito feo y que el verano en Benidorm le ha servido para soltarse y catar maromo. Un paseo corto y sibilino por sus adicciones y su brutal cambio físico, que terminó derivando en una retahíla de dardos hacia el clan de Ambiciones en general, y Campanario, alias ´la pony´, en particular. Esteban no perdona ni olvida, y con la cara inflada al más puro estilo Tárrega, rememoró sus coletillas más célebres acompañadas por una peineta al aire. Del "Ma-to" pasó al "¿Me entiendes?" y sus compañeros terminaron siendo condescendientes, como cabía esperar, e hicieron cola para el besamanos. Las redes sociales se manifestaban decepcionadas con la intervención, pero con o sin fuerza, el animal televisivo superó las expectativas de los responsables y alcanzó un share que no se anotaba desde los tiempos de "¡Ni que fuera yo Bin Laden!". ¿Seguirá en racha la de San Blas o ha sido éste su último Belenazo?

Sábado. Cónclave de toreros en Salamanca. Miguel Ángel Perera da el sí quiero por segunda vez (en esta ocasión a la hija de El Niño de la Capea) ante la atenta mirada de fisgones, mocitos felices y matadores de varias generaciones. Verónica Gutiérrez arrastró hasta la Catedral una cola de tres metros y medio de volantes rubricada por Vicky Martín Berrocal, una de las primeras en llegar, subida a unos Louboutin imposibles y con su hermana pequeña al hombro. Entre los más de seiscientos invitados, destacaron figuras de los ruedos como Enrique Ponce, El Juli, Fran Rivera o Finito de Córdoba. Sus esposas apostaron por modelitos variopintos y para todos los gustos. Llamó la atención el desfile de encajes, el vestido de Sissí Emperatriz de Palomita Cuevas y el luto de Lourdes Montes. La mujer de Fran se guía por su propio criterio a la hora de vestir y ya ha presentado la baja voluntaria en el bufete de abogados en el que trabajaba para lanzarse al diseño junto a su hermana Sibi (…). De las orejas y los rabos de toro, paso con una facilidad pasmosa a ocupar el patio de butacas de los Teatros del Canal para disfrutar de Master Class. La argentina Norma Aleandro se mete en la piel de Maria Callas y estremece al espectador con un personal flashback hacia sus años más caóticos retirada de los escenarios. Sus pasiones más bajas, sus debilidades, sus inseguridades y su traumática relación con Aristóteles Onassis dejan entrever la personalidad de una diva que no volvió a brillar desde su abandono por Jackeline Kennedy, su malograda maternidad y sus imborrables fantasmas de la infancia. Una historia con un trágico final pero tan real como otros melodramas próximos a estas líneas. Que suene La Sonámbula de Bellini.


@Varietes_alvaro

18 octubre 2013

SONLAS13, LOS CUADERNOS DE MODA

“Color, estampados, limpieza, minimalismo, originalidad, utilidad, alegría y delicadeza”

Éstas son las bases del proyecto Sonlas13, el resultado de mucha ilusión concentrada en una colección inicial de pañuelos estampados, que crece ahora plasmando entusiasmo y talento en cuadernos que se comercializan en packs de tres unidades y tamaños. María Perales Nieto es el alma máter de la marca y la responsable de que cada una de sus piezas sea única, exclusiva y sin estridencias. Sonlas13 es una de las promesas de esta temporada, no os la perdáis.
 ¡El 13 comienza a dar suerte!

Para más información y pedidos online info.sonlas13@gmail.com














@Varietes_alvaro

14 octubre 2013

MANGO, GENERACIÓN KIDS

Con más de 2.600 tiendas repartidas en 107 países alrededor del mundo, Mango amplía horizontes y presenta su nueva apuesta, Mango Kids. Una colección ideada para niños de 3 a 12 años y que incuye prendas básicas, de tendencia, complementos, calzado y ropa interior. Entre sus novedades, adapta algunos outfits de mujer a niña, denominados mini-me. Desde el pasado agosto, la firma catalana versión junior ya está disponible en ciudades como Valencia, Córdoba, Madrid, Barcelona o San Sebastián. Esta línea suma un éxito empresarial más para Isak Andic, que comercializa firmas como H.E. by Mango (moda masculina), Touch (complementos) y Sport & Intimates (ropa interior y deportiva). A partir de 2014, la expansión se centrará en lanzar dos nuevas propuestas para diferentes públicos; una para tallas grandes y otra para jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y los 20 años. Los pequeños de la casa ya marcan tendencia con Mango. Aquí está la prueba. mini-me en estado puro.









@Varietes_alvaro

11 octubre 2013

NANCY SE VISTE DE MODA

Nancy también se hace mayor. Con motivo del 45 aniversario de una de las muñecas más populares de la historia, el Museo del Traje de Madrid acoge una exposición en la que veinticinco diseñadores españoles de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME) han ideado su particular look para ella. La pasarela en miniatura intenta unir dos conceptos: la importancia de la muñeca como elemento propio de la producción juguetera de España, y el diseño de los grandes creadores del momento. Varias generaciones han crecido junto a la muñeca de Famosa y ahora podrán disfrutar de un paseo único por su infancia a través de estos modelos de excepción. Hasta enero de 2014, ´Nancy se viste de moda´ en Madrid. Entrada gratuita. No hay mejor manera de cumplir años. ¡Felicidades!

Ágatha Ruiz de la Prada

Alma Aguilar

Amaya Arzuaga

Ana Locking

Antonio Alvarado

Devota & Lomba

Dolores Cortés

Hannibal Laguna

Helena Rohner

José Castro

Juan Duyos

Juanjo Oliva

María Barros

Maya Hansen

Menchén Tomás

Nicolás Vaudelet

Rabaneda

Roberto Torretta

Teresa Helbig

Ángel Schlesser

@Varietes_alvaro

08 octubre 2013

DJ KIKO Y ANA BOYER, MIS PEQUEÑOS DEL ALMA

Sábado. Media España y parte del extranjero amanecen con la legaña puesta después de una larga noche en vela frente al televisor. Kiko Rivera posa su cu-cu en el rancho de J.J. y consigue revolver las emociones de todo un país cuando desgrana, de arriba abajo y de abajo arriba, los últimos acontecimientos de su interesante existencia fuera de las mesas de mezclas. Un Paquirrín sin gafas de espejo, sin camiseta de los Lakers y sin piel de canela, desembucha sin censura su traumática relación con la madre de su hijo, sus avatares a puerta cerrada como pareja y las macabras intenciones de la modelo para pegar un braguetazo y salir por patas. El pantojo se mete en el bolsillo al plantel de Patiños y compañía mientras se suceden titulares tan sorprendentes como ignominiosos que dejan en muy mal lugar a Jessica Bueno. Un supuesto perfil que respondería a una joven vaga, ambiciosa, fría, calculadora, mediocre en la cama, y hasta oscura y siniestra, que diría Mila Ximénez de I.P. años ha. Ya metido en faena, el pequeño de los Rivera aprovecha el talón para poner contra las cuerdas a su hermano mayor y aclarar su comentada ausencia en la boda rondeña. Según el Dj, el ex de la duquesita y ahora marido de Lourdes Montes, no habría levantado el teléfono para invitar personalmente a su propio hermano al desfile de chisteras más hortera jamás visto en la historia de la humanidad. Veinticuatro horas más tarde, los damnificados de la historia sueltan una media sonrisa y declinan ofrecer su versión de los hechos. La nuerísima empuja el carrito por las calles de Éibar, y el que fue su cuñado se hace el longui en los pasillos de Barajas. Ya se sabe, el silencio engorda los honorarios. Continuará.

Domingo. Si hace un par de meses la portada de ¡HOLA! rezaba este titular: “Ana Boyer, la sensación del verano”, esta semana reza este otro: “Ana Boyer y Fernando Verdasco, la sorpresa del otoño”. Sorpresa o no, el caso es que Boyer-Presysler se ha enamorado de nuevo y lo ha vuelto a hacer de un mocetón de toma, pan y moja. El chico en cuestión no es novato en estos menesteres y da raquetazos desde hace años en las portadas del colorín. Un currículo amoroso con negritas como Dafne Fernández, Priscila de Gustín o Jarah Mariano, que culmina ahora con la dulce Ana. Ella, por su parte, se dejó querer por Diego Osorio y tuvo un devaneo con Iván Sánchez que nunca cuajó. Recién licenciada y llamada a ser la sucesora de su madre, Ana se ha convertido en protagonista por sí misma llegando a  arrinconar a un segundo plano a su hermana la de las misiones. La pija y el tenista ya van camino de convertirse en los tortolitos más famosos de la gauche caviar. Con Dios, guapetones.

Lunes. Como alternativa al piscineo, retomo la agenda y me apunto a la última de Álex de la Iglesia. ´Las Brujas de Zugarramurdi´ me transportan a los bosques más caníbales de Navarra y me arrastran a una comedia de terror donde Hugo Silva y Mario Casas, en calidad de guapos de cartel, caen en manos de una cuadrilla de brujas capitaneada por Carmen Maura, brillante en su papel, Terele Pávez, el regreso más esperado, y Carolina Bang, actriz fetiche del director fuera y dentro de la pantalla. Algunos califican el film de “redondo” y otros destacan el desenlace como un “despropósito”. Lo cierto es que no deja indiferente al espectador y da fe de que hay vida después de ´La Comunidad´. Pasen y vean. Nunca una horda de brujas ha dado tanto que hablar. Un apunte para hemofóbicos: hay mucha sangre. 


@Varietes_alvaro

02 octubre 2013

#EVENTO, ¿GUAPA? NO SIN MI PELUQUERO

Carla Hidalgo, Olivia de Borbón, Gisela, Mónica Pont, Olvido Hormigos, Jeyko, Jacobo Ostos, se unen a la iniciativa de L’Oréal Professionnel “Guapa, No sin mi peluquero” para apoyar al sector de la peluquería

Más de 1.000 personas participan en una jornada de peluquería gratuita reivindicando el lema “¿Guapa?, No sin mi peluquero”  

Madrid 1 de octubre de 2013.- Las clientas más famosas de los peluqueros españoles de mayor renombre, Carla Hidalgo, Olivia de Borbón, Gisela, Mónica Pont, Olvido Hormigos, Jeyko, Jacobo Ostos y Aída Nízar se peinaron ayer en la Wine Plaza de Autogrill de la estación de Atocha, para apoyar la campaña de L’Oréal Proffessionnel, “¿Guapa¿ No sin mi peluquero” en un evento para apoyar al sector de la peluquería y dar a conocer sus múltiples servicios.

Más de 1.000 personas pasaron por la estación madrileña para disfrutar de una jornada de peluquería gratuita para todos aquellos que acudieran con el lema “¿Guapa? No sin mi peluquero” bien visible: en pancartas, tatuado en la piel, en la ropa…  Mónica Pont, Olvido Hormigos, Jeiko y Jacobo Ostos fueron algunos de las celebrities que acudieron a la cita con el eslogan impreso en su camiseta.

Peluqueros como Alberto Cerdán participaron en la iniciativa de L’Oréal Proffessionnel con algunas de sus clientas más conocidas como Gisela, Olivia de Borbón o Carla Hidalgo.