Suscripción

20 diciembre 2013

¡POR UN AÑO MÁS!



"Que nunca
 dejemos de compartir nuestras ilusiones ni perdamos la sonrisa..."

¡FELIZ NAVIDAD
 Y PRÓSPERO 2014!

Gracias.






































































19 diciembre 2013

TERELU, LETIZIA Y EL EFECTO PUSH UP

La madriguera de la Pantoja (¡cómprate una vida!) se tambalea a la velocidad que crece el bombo de Chabelita. Apenas dos meses después de emitir el famoso comunicado anunciando la buena nueva y suplicando clemencia, el temporal está muy lejos de amainarse. El hackeo que Paquirrín se sacaba de la manga no hacía más que confirmar lo que es vox pópuli. La niña de Maribel y su particular Paquirri estarían cansados de mantenerse en silencio y encerrados a pie de cuadra al tiempo que el cabeza de familia, léase Kikorri, llena la buchaca a costa del pantojo que viene en camino; bien sea en platós de televisión, discotecas de carretera o presentaciones de productos para la resaca. Isabel II no estaría por la labor de escuchar los consejos de su madre y sí los de Alberto Isla, impaciente por saltar la verja y pillar cacho a lo Antonio Tejado. La tonadillera no pierde la esperanza y, entre gala y gala, estructura la hoja de ruta familiar, que conllevaría encargarse personalmente de que a la pareja no le faltase un apartamento con vistas al mar, una niñera y los biberones a punto. Todo con tal de que la niña de sus ojos no se estrene en el mercadeo de exclusivas. En medio de todo esto, Dj. Kiko prepara canción y sermón para volver, una vez más, a amenizar la noche del viernes con el pelotón enfrente. Menos blanca se plantea la Navidad para los Ortega Cano. Mientras el torero quema el último cartucho para no ir al trullo, su hijo continúa pernoctando entre barrotes. Ni el arraigo familiar ni la voluntad por ingresar en un centro de desintoxicación que alega su abogada (doble de Michu), han obrado aún el milagro de que Josefer se coma el turrón al lado de los suyos. Un futuro muy incierto para padre e hijo, que según pinta, estarían más cerca de compartir celda que de volver a ser una familia feliz. Casi tan feliz como era el Rey allá por 2007, cuando movía la cadera a ritmo alemán y sin el pueblo dando pitadas. Ve la luz ahora su proyecto más ambicioso por esas fechas, un pabellón de caza dividido en dos plantas, próximo a Zarzuela y valorado en unos dos millones de euros. Un sueño cumplido para el monarca, que disfruta a puerta gayola y cuyo coste habría sido emplazado a Patrimonio Nacional. Un detalle que pasa por alto la infanta Elena en su extensa y apoteósica entrevista caracterizada de curranta por su medio siglo de vida, y que también sortean con un kebab entre pecho y espalda Letizia y adosado (o al revés). Los príncipes se han plantado los jeans con efecto push up (sobre todo los de ella) y se han pegado la juerga padre hace unos días en Madrid. Después de ver la última de Steve McQuenn y de jalar en un local low cost, pusieron rumbo a la Sala Pirandello, donde sonó música electrónica hasta las mil. Una jarana que promete recuperar de aquí en adelante mi Terelu del alma. La vaca sagrada de los medios que derivó en sucedánea de Paz Padilla, lo mismo adelgaza cien gramos semanales en directo, que se pinta con brocha gorda para dar la bienvenida a las fiestas en el palacete de la Campos, su madre a media jornada. Tres generaciones de Campos (madre, hija y nieta) que comparten con los españoles de a pie sus deseos para el próximo año y un no parar de tapices del siglo XV que cohabitan en el templo de Marité, un hogar desproporcionado para una single, que reconoce, se le queda pelín grande y calienta con el aliento de la gente que la acompaña, una forma fina de ponerle nombre al personal de servicio, domésticas para los progres. Volviendo a Terelu, afirma con la boca llena que es una mujer nueva, segura y con un par para disfrutar de las madrugadas sin piloto en el cogote. Un discurso intenso que interrumpe la matriarca para honrar a la heredera Alejandra y definirla como una “it girl”. La continuación de la estirpe está en sus manos. ¡Si es que es para quererlas! Ah, se me olvidaba; Carlota de Mónaco ha parido y el churumbel será bautizado con el nombre de Raphaël. Como el tamborilero, pero con diéresis. ¡Que suene un villancico de los Supersingles!

18 diciembre 2013

¿SÍ O NO A SFERA?

Mientras El Corte Inglés atraviesa sus horas más bajas, su línea joven, Sfera, se dispara en ventas y da el salto a los armarios de las fashionistas del momento. La firma comenzó su andadura con discretos datos que se solventaron con una reestructuración en 2009 que se centró en potenciar el posicionamiento a pie de calle y aumentar su presencia en forma de córners dentro de los grandes almacenes. Esta temporada irrumpe con fuerza en Latinoamérica y Oriente Próximo, y se consolida en España con una colección mimada al detalle, fiel a las tendencias y necesidades del cliente, y con una embajadora de excepción, Aída Artiles. La modelo canaria es la encargada de presentar prendas de punto, rayas, cuadros, outfits en blanco y negro, y todos los complementos necesarios para la puesta a punto del armario femenino este Otoño/Invierno. La pregunta es clara y directa: ¿Sí o no a Sfera estas fiestas?











16 diciembre 2013

CURVAS, CUERNOS Y HACKERS ENTRE FOGONES

Sábado. Aún no se ha estrenado y ya ha desatado el escándalo. ´Violeta by Mango´ se publicita desde hace apenas semanas como la nueva apuesta de Mango para la próxima temporada; una línea de moda joven dedicada a una mujer de la talla 40 a la 52. Precisamente la cifra 40 es la que ha revolucionado a una plataforma online, que con Arantxa Calvera a la cabeza, defiende que la firma catalana tiene una visión distorsionada de la realidad. Más de cuarenta mil firmas en contra y un mensaje aniquilador que deja contra las cuerdas el imperio de Isak Andic, ha obligado a los responsables a pronunciarse in extremis y aclarar las bases de su proyecto. El comunicado recoge principalmente que “´Violeta by Mango´ nace con el objetivo de cubrir una demanda existente en el mercado ofreciendo una colección con una extensión de tallas hasta la 52. Lo que diferencia a dicha línea es el cuidado de los detalles técnicos patrón a patrón, talla a talla, así como la selección de materiales y tejidos de las prendas, que han sido confeccionadas para ser más confortables, cómodas, femeninas y actuales. La característica de esta línea es la personalización de la colección adaptándola a un nuevo público objetivo, habiendo trabajado en profundidad y con mucho esfuerzo el silueteado y el patrón de cada talla”. Frente a estas declaraciones, Calvera insiste: “Mango ha querido diferenciar entre dos líneas distintas todos sus patrones y lo que le están diciendo a una chica que usa estas tallas es que se le debe considerar especial”. Ante diversidad de opiniones, ¿estáis de acuerdo con la plataforma de detractores que intentan boicotear el lanzamiento? ¿Perjudica o impulsa a la marca la controversia suscitada? El debate está abierto.

Domingo. Fernando Tejero hace el trasvase de la portería de José Luis Moreno a las páginas del colorín. El conocido actor ha visto en los últimos días cómo los medios se hacían eco de su relación, ruptura y posterior reconciliación con Miguel Ortiz, de currículum Míster Gay España y aspirante a policía nacional. Sus pinitos encima de la pasarela coincidían con el inicio de su affaire con Tejero, que se dejaba querer públicamente por el yogurín en estrenos y saraos varios. Un tuit de Fernando que rezaba “Deberías de pagarme el dinero que me debes. ¿No te parece?” hacía saltar las alarmas y daba lugar a todo tipo de especulaciones que apuntaban a un final más convulso que el de Cachuli y Maite Zaldívar, sin bolsas de basura pero con mucha mierda que airear en los platós. Como si de un guión de Almodóvar se tratara, los tortolitos hacían limpieza en Twitter y salían al paso de los rumores con un “Ya está todo solucionado. La relación es cojonuda”. ¿Final feliz para el confidente de la duquesita y el míster de la carroza? ¿Tendría algo que ver el hacker de Paquirrín?

Lunes. Después de un fin de semana marcado por el apagón general y el atracón prenavideño con tufo a cena de empresa, tiro de un mínimo de dignidad y paso por alto el herpes de Amador Mohedano, el horno de fundición que deja en rescoldos un matrimonio de cuatro décadas y el numerito de la niña prodigio, una pobre madre de familia numerosa que un mal día decidió ser artista. Me centro en el folletín de cuernos y copleras que tiene como actores principales a Eva González y Cayetano Rivera. A pesar de que ninguno ha ofrecido su versión de los hechos, la andaluza de la risa tonta capotea como puede los rumores que colocan en la historia a un tercero en discordia, Jordi Cruz. El cocinero de MasterChef (que dará las uvas con Igartiburu) podría haber pecado entre fogones con la miss, a pesar de estar ambos emparejados en esas fechas. Sea cierto o no, Eva hace oídos sordos y se disfraza de burbuja Freixenet para despistar al personal mientras graba un porrón de galas para estas fiestas. El diestro metido a faenas empresariales, por su parte, le echa el anzuelo vía WhatsApp a una antigua de agenda, de nombre María Rodríguez y última conquista de Jordi Mollá para más señas. Todo supuestamente. Que vaya esto por delante. Voy a poner el árbol, que me pilla el toro. 

13 diciembre 2013

ZARZUELA Y VILLA MEONA 2.0


A la espera de recibir la batamanta a domicilio, me preparo una tila doble y me dejo acariciar por una estufa de viento que me planta el tupé en lo más alto. Cuento los días y las horas para cambiar de año y me doy un garbeo por las grandes sagas de éste, nuestro país. Ellos también preparan la Navidad y mueven ficha para poner el cazo frente a un abeto de metro ochenta y con los dientes a punto. Es un clásico en el caso de los Goyanes-Lapique, una familia que se amontona previo pago en fechas señaladas: Nochebuenas, aniversarios de boda, cambios de piso o vacaciones en Marbella. La misma estampa intentan vender sin éxito las Tablada: abuelas, madres, hijas, nietas y parientas lejanas. Todas en amor y armonía con los morros en ebullición y colocadas por orden generacional, por eso de distinguirlas. Un detalle por su parte. No tan unidos capean la crisis los Bosé, conocidos por ir cada uno a su bola y por pulular en torno al excéntrico Miguel. Mientras los medios chismorrean sobre la ruina económica de Lucía hija, la niña de sus ojos, Bimba para el resto de los mortales, se pasea por el Barrio de Salamanca en paños menores y acompañada por su maromo blanquecino, “una gamba” según palabras de su abuela la del peluche azul en la cabeza. De la misma quinta pero torrado por el sol de Benidorm es el último camarero de Belén Esteban, que salta a la palestra con el corazón roto y con ganas de financiarse estudios de Podología relatando, sin censura, sus encuentros carnales con la de Paracuellos; una serie de episodios de dos rombos que habrían amenizado el verano terapéutico de Belén cuando lucía rolliza alejada del foco. Una alegría para el cuerpo que podría estar dándose también Palomita Segrelles. Digo Palomita para no crear confusión entre su gran madre, una señora que mento poco porque me da yuyu y porque atesora una cueva a pie de cocina. Algo terrible. Volviendo a Palomita, cuentan en los mentideros más vip que la resignada divorciada comparte días de vino y rosas con un polluelo de los Alba, Carlos, duque de Huéscar y último novio conocido de una de las Koplowitz, Alicia. De prosperar el cortejo entre ambos, Segrelles pasaría a convertirse en nuera oficial de Cayetana y cuñada de Genoveva Casanova, organizadora de eventos revelación y famosa por atribuirle El Quijote a Quevedo en una entrega de premios culturales. Un no parar de sabiduría y buenos modales equiparable al de los Preysler, clan navideño por excelencia, que se ponen los zorros por menos que canta un gallo. Mientras Ana Boyer inaugura vida laboral en las Torres Kio para prestar servicios de consultoría estratégica, su progenitora abre las puertas de Villa Meona para lanzar un mensaje al mundo a favor de sus paisanos filipinos y dejar caer que no están los tiempos como para mantener tremendo casoplón sin dar palo al agua. La reina del azulejo estaría pensando en mudarse a una casa más modesta, quien sabe si en Torrejón, donde vuelan los Lexatines y las batas de cola de la Jurado. El culebrón chipionero alcanza el clímax con el telele de Rosa y el alta en los platós de Marisa, una rubia amante del chándal y el moño a medio hacer. Entre Amadores, Chayos y magreos bananeros anda el tema, y promete estirarse mientras el cuerpo aguante. Una historia de cuernos, traiciones, fulanas varias y pocas ganas de ponerse al tajo similar a la que prevalece en Zarzuela. A excepción de Elena, que recuerda viejos tiempos con Luis Astolfi entre potros y potrillos, el resto de huestes de Casa Real afronta sus pascuas más devastadoras. Quizá por eso han decidido quitarle hierro al asunto y deleitar a sus súbditos más jóvenes con un área en su página web que incluye actividades diseñadas por uno de los responsables de animación de Warner Bros o Walt Disney. Una forma de ganar terreno en el 2.0 y acercarse a los niños. Ha sido despedir a Corinna y hundirse. Se la tengo jurada a Charlene la nadadora. No os fieis de semejante espinazo.

03 diciembre 2013

NATY ABASCAL Y OTRAS JOYAS NAVIDEÑAS


Ha sido ver nevado Madrid y sentir cómo el espíritu navideño se apodera de mí. No lo suficiente como para rescatar (todavía) el arbolillo que viene presidiendo mi salón los últimos años (es de gomaespuma), pero sí para meterme un chute de catálogos. Me doy un paseo por el universo Peppa Pig, por la tendencia batamanta y llego a los libros; una verbena de autobiografías, novela negra y recetarios de cocina donde los egos famosiles se dan de tortas por encabezar el ranking de los más vendidos. De momento, Ambiciones y Reflexiones encabeza las estanterías y fomenta la lectura a base de prosa gorda y sed por desentrañar la historia de la chica de barrio, madre soltera y estrella mediática capaz de mover mareas humanas. Juicios de valor aparte, la Esteban se codea en Amazon con Premios Planeta del trote de Lucía Etxebarría, que estas fiestas no publica relato, pero sí laurea a sus seguidores con el sorteo de un body lencero impregnado en su esencia. La escritora, y granjera ocasional cuando Hacienda aprieta, se deshace así de uno de sus bienes más preciados, una prenda con historia y vida propia que adornó sus carnes la noche que le entregaron el Premio Nadal allá por los noventa. Casi nada. Si no llegáis a tiempo para haceros con esta joya, la genuina Naty Abascal debuta como ensayista y comparte sus trucos de estilo a módico precio. La maniquí internacional que plantó a Valentino para mutar en duquesa de Feria, y autora del célebre “Yo quiero a todo el mundo”, congregó a todas sus amigas las pititas en un fiestón celebrado en el Hotel Villa Magna al que no faltaron Cari Lapique, Eugenia Silva con bombo, el dúo Yébenes, Marichalar con estola peluda y Caritina Goyanes encalomada a unas deportivas que a punto estuvieron de darle un disgusto a la anfitriona. 100% Naty ya está a la venta y se puede pagar a plazos, igual que el disco de Hugo Castejón. Sí, he dicho Hugo Castejón y disco en la misma frase y sin despeinarme. El que fuera diplomático, economista del Estado y churri durante tres años de Marta Sánchez, cuelga el traje y el maletín y se lanza a las discotecas micrófono en ristre para mover la cadera a lo Malena Gracia. El guapo con gafas de aviador, no tanto sin ellas, confiesa no querer ir al rebufo de la rubia, pero aclara que no le importaría compartir escenario y canción con su ex en un futuro. Sánchez aún no ha abierto el pico (se agradece), pero se ha puesto de lo más indie para grabar un videoclip con el sustituto del asturiano, Daniel Terán, decorador e integrante del grupo Mummuc. Marta es una artista de solera y lo mismo juzga las imitaciones de los Chunguitos, que comparte plano con la Caballé en las calles de Pedraza. Podría ensañarme con el single de Castejón, pero le veo pinta de buena gente y no tengo el día para hacer sangre. Además, conservo en mi retina sus chapuzones en Miami con Marina Danko. Eso siempre es un valor añadido. Creo que a este paso me pido la batamanta y de paso le pongo remedio a la tortícolis que arrastro últimamente. ¿Alguien sabe si las fabrican de animal print