Suscripción

25 noviembre 2014

DIVAS HASTA EN PANTUFLAS


Me escapo unos días a mi tierra y cambio el ruido de la ciudad por el último libro de Pilar Eyre. Finalista del Premio Planeta 2014, “Mi color favorito es verte” me pellizca en el primer capítulo y no me suelta hasta el último; una historia autobiográfica (según la autora) en la que se entremezclan de manera colosal el amor, la pasión, el sexo en la madurez, las inseguridades de una mujer adulta frente al espejo y el tambaleo de su vida cuando un misterioso hombre aparece en escena y cambia su historia para siempre. Ya en Madrid, me reencuentro con los correos sin responder, el doble check azul de WhatsApp haciéndome la puñeta y varios días en el calendario marcados en fluorescente. Aprovechando la última ráfaga de calor, finjo interesarme poderosamente por el mundo de la automoción y me presento en una fiesta organizada por Mercedes en la sala Kapital. El reclamo de la convocatoria, conocer de primera mano las ventajas de aparcar un Smart en pleno centro, probar los asientos de cuero y hacerse un selfie con el coche de turno mientras un mozo de dos por dos crea ambiente con humo blanco a tu alrededor. Yo entro al trapo sin rechistar y hasta poso en el photocall, exiguo de famosos y repleto de tortolitos que una hora más tarde arrimaban cebolleta al ritmo del grupo Modestia Aparte, que cumplía veinticinco años en la música y conseguía desgañitar al personal al grito de “¿Y qué más da, si son cosas de la edad…?”. Al día siguiente, me trago la resaca y amanezco con las últimas horas de la semana, ésas que mantienen en vilo a las reinas de la mañana ampliando vías del tanatorio a la trena y de la trena al tanatorio. El azar hacía que la duquesa de Alba y la Pantoja abriesen informativos y se cruzasen en corrillos televisivos mañana, tarde y noche. Sevilla despedía a lo grande a una de sus grandes y el pueblo se echaba a las calles para devolverle a Cayetana todo el cariño con el que paseó la ciudad hispalense por el mundo. La duquesa murió como vivió, a su manera y rodeada de los suyos, como una grande de España que se revelaba cuando los sentimientos imperaban. Las primeras líneas de mis Varietés se las dediqué a la boda de Cayetana y Alfonso, y hoy, tres años después, le deseo bon voyage, duquesa. Pantoja, por su parte, hacía el paseíllo más difícil de su vida e ingresaba antes de agotar el plazo en la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra. Con la cabeza alta y un par de funcionarias custodiándole la coleta, Isabel dejaba atrás la libertad y se convertía en una reclusa más del centro, donde ya pernocta con otra presa de confianza, se encarga de limpiar el comedor y hace la compra en el economato que regenta una prima hermana de Raquel Bollo. Como dice mi madre: “Hay que tener amigos hasta en el infierno”. Al infierno descendió mi próxima protagonista hace unos meses a causa de la enfermedad maldita que nos azota sin descanso. Concha Velasco resurge una vez más y se reinventa sobre las tablas del Teatro Bellas Artes. Dirigida por José Carlos Plaza, “Olivia y Eugenio” reflexiona sobre los jóvenes con síndrome de Down y el resto que se hacen llamar normales. Concha y su hijo en la ficción atraviesan una situación extrema y comparten en voz alta una relación madre-hijo especial e inquebrantable hasta las últimas consecuencias. Con el patio de butacas en pie, me cuelo en el camerino y le planto dos besos a la actriz, que me recibe en bata y pantuflas pero con el porte de diva intacto. Qué gusto. 

12 noviembre 2014

MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE, PATRICIA CONDE Y VICEVERSA


Sábado. En pleno éxito de la segunda temporada de Velvet, Miguel Ángel Silvestre parece estar de suerte también en el terreno amoroso. Tras una relación intermitente con Blanca Suárez que terminó en ruptura cuando entró en escena Dani Martín, el eterno duque de la pequeña pantalla habría encontrado en Mirian Pérez a la sustituta ideal. Modelo de 26 años con proyección internacional y autora del blog Honey Dressing (revista ELLE), la canaria por la que aseguran que M.A.S. bebe los vientos, ni confirma ni desmiente relación. La it girl no es, sin embargo, una novata en el cuché ni el photocall, ya que paseó amor durante años por fiestas de postín con el top Javier de Miguel, que a su vez encontraría consuelo desde hace semanas en los brazos de Patricia Conde. En medio de una guerra judicial con su marido exprés, la rubia se divierte a puerta cerrada con el guaperas, habitual de pasarelas neoyorkinas y colega de blog de Conde en hola.com. Todos contentos.

Domingo. Como canta Luz Casal, Un año de amor es lo que celebra Belén Esteban. Coincidiendo con su cumpleaños, la Esteban y su corte de amigas clones (véanse la Mariví y la Tina) soplaron las 41 velas de la de San Blas e improvisaron una fiesta flamenca donde no faltó nadie. Sus íntimas, su hija, su madre, la prima del pueblo y su chico, Miguel Marcos, el responsable de haberle devuelto la alegría de vivir y con el que planea boda y bombo, o viceversa. A pesar de la diferencia de edad, la princesa del pueblo y el conductor de ambulancia apuestan por oficializar su historia, pese a que Fran Álvarez, su exmarido, promete no ponerle fácil la nulidad eclesiástica de su matrimonio. “Si no puede ser por la Iglesia, será por lo civil, pero nos casaremos, joda a quien joda”. Piiiii.

Lunes. Empieza la cuenta atrás para Maribel y sus fieles se amontonan a las puertas de Cantora para despedirse de la tonadillera antes de ingresar (previsiblemente) en prisión. La Bollo, Falete, Luisito Rollán o sus propios hijos, Kiko y Chabelita, corean a Pantoja en sus últimas horas en libertad y aprovechan las redes sociales para recalcar el agravio comparativo entre el caso de la cantante y el de la infanta Cristina. Desde el grito de “¡Yo soy igual que la Infanta!”, Pantoja y plañideras defendieron hasta la saciedad la desigualdad de ambas sentencias. Ante la reciente desimputación por blanqueo de la hermana del Rey, arde troya entre pantojos y recogen firmas para solicitar el indulto de Isabel, alegando, entre otras lindezas, que es la única folclórica que aún respira. Qué arte.

Martes. Se hizo de rogar pero el bolsero de Chabelita ha saltado a la palestra. José Manuel, Sema para los amigos, se erige cual Shangay Liliy sanluqueño a lo largo y ancho de la revista ¡QMD!. Pelo en pecho, pantuflas, toalla-turbante y pijamas jumpsuit en animal print aderezan el posado del confidente de Isa, que se define a sí mismo como "diva" y habla sin censura de su relación con el clan, sus artes amatorias o su papel como el mocito feliz de la hija de la Pantoja. Las imágenes pueden herir la sensibilidad. Yo aviso. 

07 noviembre 2014

LOLITA, EN TIEMPOS DE CRISIS


De los creadores de El tríplex de Terelu, la revista ¡HOLA! le barniza la ojera a Lolita y la coloca en portada con sus polluelos como parte del atrezzo. La primogénita de La Faraona se adelanta a la extra de Navidad y concede un publirreportaje desnudando su alma previo cheque al portador y caracterizada a lo Norma Duval en sus tiempos de estampa ibicenca. Lolita desentraña su momento actual y se derrumba al recordar sus años más horribilis, los que la llevaron a malvender su cuartel general en una de las mejores zonas de la capital y a mudarse con todos los suyos a un chaletazo de alquiler con estudio de música, piscina y un porche con reminiscencias marbellís donde ha colgado el cartel de Los Gitanillos en honor a sus veraneos de esplendor. “Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana”, reza la entrevista en referencia a su matrimonio con el cubano Pablo Durán. Casados en 2010 después de enamorarse sobre las tablas, la cantante y el artista multidisciplinar en paro atraviesan una crisis con pocos visos de retorno. Dice ella que las noches sin dormir y el empeño por salir a flote en un océano de pufos les han pasado factura olvidándose el uno del otro. Un desgaste matrimonial que los medios apuntaban desde casi los inicios, pero que ellos se encargaron de desmentir a golpe de bolero en varias ocasiones. La debacle económica y la falta de proyectos laborales de la saga la convierten en el principal sustento familiar, por eso saca pecho en el Teatro Español cada tarde metiéndose con destreza en la piel de La Colometa, un papel que la ha devuelto a primera fila y que la crítica califica como la mejor interpretación de su carrera. La Plaza del Diamante le ha hecho recuperar la ilusión y la confianza en sí misma como actriz, después de hacerse con un Goya Revelación por Rencor y pasar al olvido de directores desde entonces. Su mayor orgullo, sus hijos, Elena y Guillermo, fruto de su relación con Guillermo Furiase y continuadores de la estirpe. Ella, probando suerte en América como actriz; él, acompañando a su madre guitarra en mano por teatros y bolos veraniegos. Los Flores son una piña y después de las grandes pérdidas que han marcado su vida, unen fuerzas de nuevo para salir adelante, hacer honor a su apellido y, quién sabe, si recuperar la llama del amor que se esfumó con los cuartos. A esto se le llama afrontar la crisis con arte. Sarandonga, cuchibiri cuchibiri…

05 noviembre 2014

MASSIMO DUTTI PISA FUERTE

Las temperaturas descienden a la velocidad del rayo y toca cambio de armario. Hoy le dedico al post a una colección sublime de calzado femenino de la mano de Massimo Dutti. La línea más sofisticada de Inditex, con el permiso de Uterqüe, apuesta por la exclusividad y la calidad de los materiales para este Otoño-Invierno 2014/2015, que va desde la revisitación del zapato de salón a los botines cowboy más cañeros, pasando por mocasines, bluchers y bailarinas con hebillas y delicadas incrustaciones. Massimo Dutti mezcla lo mejor de cada tendencia y el resultado merece la pena. Ya disponible en tiendas físicas y online.


























03 noviembre 2014

CÁRCEL PARA MARIBEL Y UN BLOG PARA BORREGO

Jueves. En pleno careo mediático con su hija mayor, Rociíto se corta la coleta y sorprende al personal con un look a lo garçon que nos traslada a la época que con lo puesto se plantó en Argentona desafiando a todo el clan Jurado. Sin proyectos televisivos a la vista tras la cancelación de Hable con ellas, Carrasco hace mutis por el foro y regresa al ostracismo que la mantuvo alejada de los medios durante una década. El exguardia civil metido a asesor del amor ya ha lanzado la primera piedra. Se avecina tormenta.

Viernes. Mientras el Sálvame golfo cierra el mes con una improvisada mesa redonda donde el tema a debatir son las chichas de Terelu, la susodicha declina la invitación de su productora y celebra fiestón en el ático de la discordia. El motivo no es otro que el cuarenta y siete cumpleaños de la otra Campitos, Carmen Borrego. La benjamina de Marité posa para la prensa del brazo de su recién estrenado marido y envuelta en un popurrí de prendas de firma que a punto están de matarnos de un disgusto. Minifalda de polipiel, chupa de motera, botas a medio camino y pantys de farmacia resumen el estilismo elegido por la homenajeada para semejante ocasión. Terelu nos ahorra el trago y no comparece ante los medios. A veces, es de agradecer. ¡Un blog para las Campos!

Domingo. El amor está en el aire en lo más alto de Plaza de España. Alejandro Amenábar y su toy boy de los últimos años preparan boda a todo trapo para el año que viene. Un broche de oro para una relación que se oficializó públicamente en el reality de Alaska y Mario y que unirá legalmente al director con David, quince años menor y estudiante de Económicas para más señas. La buena nueva no viene sola, Amenábar está a punto de estrenar peli. Lo celebro.

Lunes. Malas noticias para Pantoja. Tras el informe emitido por la Fiscalía de Málaga, la Audiencia se pronuncia y descarta la suspensión de la pena de cárcel. Un jarro de agua fría para la tonadillera, que cuenta con tres días para presentar un recurso de súplica y que agonizaría entre las paredes de Cantora en las que podrían ser definitivamente sus últimas horas a pierna suelta. En el caso de que Isabel ingresase en prisión, seguiría los pasos de su homóloga en otro tiempo, Zaldívar. La exmujer del alcalde que arrasó con las arcas marbellís a golpe de gomina, se adapta con resignación a su nueva vida en Alhaurín de la Torre, donde comparte celda con otra reclusa, acata las normas del centro sin rechistar y pasa las horas muertas recibiendo clases de inglés y talleres de teatro. Volviendo a Pantoja, su entorno más próximo la arropa sin reproches y asiste al tsunami de parásitos que engordan sus cuentas a cuenta de la familia. Mientras Chabelita planea abandonar el país por amor, Alberto Isla intenta sacar tajada de su inminente boda con Techi. Los que un día se refregaron con Isa y Kiko respectivamente, unen fuerzas y se dejan querer por las calles de Sanlúcar de Barrameda. “Que Dios reparta suerte”, dice la cantante. Amén.