Suscripción

27 marzo 2013

DE LA VENA DE LA PATIÑO AL ERE DE LOS BARDEM

Viernes. Mercedes Milá se salvamiza en prime time para presentar un libro recopilatorio de sus mejores párrafos en la blogosfera, y termina protagonizando una guerra sin cuartel con María Patiño. La Milá comienza su discurso solidarizándose con la situación emocional de la Esteban, que coge el bolso, se arranca el micro y se larga a Paracuellos como si el tema no fuera con ella, pero la contienda continúa y se alarga tanto que la vital entrevista a Loli Álvarez se ve truncada. La Patiño suda la gota gorda, se revuelve en su poltrona y defiende su credibilidad y su honor como si no hubiera un mañana ante las palabras de su nueva enemiga. Mercedes hace gala de su veteranía y, sin elevar el tono de voz, le infla las venas una a una a la sevillana, le da una lección de ética profesional y la lleva a justificarse una y otra vez en busca de un aplauso hueco y facilón. Con las Milas y los Kikos en silencio, Jorgeja cierra filas en torno a la que fue su compi de piso en los noventa, y se deja llevar por una pasión subjetiva y desmesurada que no le mueve ni un pelo a la de Diario de, que se mantiene en sus trece y promete dormir a pierna suelta tras lo sucedido. Todo lo contrario a la antigua chica Cantizano, que dialoga con ella misma cual premio Nobel,  se autoflagela y se desgañita como cualquier expulsada de Gran Hermano. Cuarenta y ocho horas después, la estrella del difunto DEC mantiene su teoría y deja adivinar un ligero complejo de inferioridad cuando espeta: “A nadie se le puede olvidar que la que estaba enfrente era la Milá”. Amén.

Sábado. En plena vorágine de rumores que sitúan a los Principitos en una crisis matrimonial, van ellos y no hacen más que reforzar las informaciones cuando se dejan ver de escapada familiar en Almagro. Felipe, Letizia y las infantitas con el Nenuco bajo el brazo se pierden entre la plebe y se fotografían con todo hijo de vecino, se meten un atracón de mostos y retan a todos los medios a seguir especulando con que las noches de juerga por separado son el pan de cada día de la pareja. Sea como fuere, me entra la pelusa y me pido un mosto amarillento para asistir a Cuando éramos dos, una obra de teatro low cost que refleja las vicisitudes de una pareja gay de este siglo. La función escenifica a golpe de fashback los encuentros y desencuentros de una relación al uso que se ve salpicada por las antagónicas formas de valorar el trabajo, la amistad y el sexo. Una historia frecuente de ésas que se complican cuando se termina el amor pero prevalecen los sentimientos, la dependencia y el miedo a continuar el camino en solitario. ¿A quién no le ha pasado alguna vez?

Domingo. Los negocios hosteleros del clan Bardem van de mal en peor. Si hace un mes decidían traspasar su local de La Latina, ahora echan el cierre a la mítica Bardemcilla, situada en el barrio de Chueca desde hace casi quince años. La noticia se ve envuelta en la polémica cuando entra en juego un ERE que pone a los once empleados de patitas en la calle. Mónica Bardem, encargada de regentar el restaurante, manifiesta que ha sido víctima de la crisis y que la situación era insostenible. Sin embargo, surgen otras voces que acusan al propietario del edificio de mobbing con el fin de desalojar el inmueble y montar un hotel, y hasta otras que cuentan que todo forma parte de una evasiva para dejar morir el establecimiento. A la espera de que la saga de actores prediquen con lo que tanto reivindican, Penélope pasea embarazo y aretas de feriante por las playas del Caribe. Yo, que soy más de Melanie, preparo la maleta y me lanzo a la Semana Santa demandando hueco en algún balcón. Hasta la vuelta.

*En las últimas horas, los Encinas Bardem han emitido un comunicado en el que puntualizan que, finalmente, no someterán a sus exempleados a ningún expediente de regulación de empleo. Continuará.

25 marzo 2013

ROMEO BECKHAM, CHICO BURBERRY

Hace unos meses Christopher Bailey, director creativo de Burberry, fijaba sus ojos en él para su campaña Primavera/Verano 2013. Romeo, el segundo hijo de David y Victoria, hacía su primera incursión en el mundo de la moda con sólo diez años y ataviado con una gabardina y un paraguas. Tras el éxito cosechado, la marca se muestra satisfecha con el resultado y confía en él una vez más para su colección de complementos. Los directivos de la firma británica describen al incipiente modelo como “Guapo, encantador y educado”, y afirman que éste será sólo el principio de una larga carrera. El joven, que comparte spot publicitario con Edie Campbell y Charlie France, ya se postula como un digno sucesor de sus padres. La prole de los Beckham promete. ¿Será Harper la siguiente?













21 marzo 2013

DEL TURBO DE ESCASSI AL LLANTO DE CHENOA

Martes. El huracán Escassi y su braguita náutica continúan causando estragos. A tenor de los últimos cuchicheos, todo apunta a que Sonia Ferrer se sincroniza a la perfección con el jinete dentro y fuera de la piscina canaria. La antigua presentadora de la pública confiesa que ha tonteado un pelín con Álvaro, pero algunos testigos confirman que de puertas para adentro, el polémico hotel se habría convertido en un I Love Escassi amateur. En un intento de volver a la vida laboral, la dulce Sonia se salpica más de la cuenta en el reality de Ana Rosa, y sale al paso como puede, a pesar de que su cirujano plástico, aún marido en funciones, arrastra un cabreo de los gordos y amenaza con abandonar el chaletazo de la Sierra madrileña en el que eran felices y comían perdices hasta hace bien poco. La que ya ha hecho la mudanza ha sido la otra damnificada de este culebrón. Patricia Martínez ha recogido sus cosas, lavadora y secadora incluidas, y se estrena como soltera en el mundo del colorín. La neumática morena, de profesión dependienta, ya cuenta con los servicios de un representante para su nueva andadura. Esto es una artista en potencia, y no Malena Gracia.

Miércoles. Letizia se enchufa la mantilla para recibir al nuevo Papa en el Vaticano. Es el tercer Pontífice al que la Princesa le hace la reverencia, y la enésima ocasión en la que los medios se hacen eco del comportamiento poco ejemplar de la asturiana de pro. Dicen los presentes que Ortiz se muestra aburrida, malhumorada y se escaquea cada dos por tres a un rincón a intercambiarse WhatsApps con vete tú a saber quién. Felipe traga saliva y saca dientes, pero la tensión alcanza el clímax cuando su mujer entona la siguiente frase: “Esto parece que se acaba, vámonos ya”. Con los Cardenales ojipláticos, la encorsetada Letizia recupera el temperamento de antaño, el mismo con el que hizo el trasvase de los Informativos a la Zarzuela, el mismo que la llevó a pronunciar el ya memorable “Déjame terminar”. La que no parece que tenga intención de terminar de largar es su tía paterna. Tita Henar vuelve a las andadas y se destapa en una revista de postín para hacer caja y saldar sus deudas con medio país. Ortiz posa como una socialité y se define como “Laica, roja y republicana”. Pues bien, la laica, roja y lo que sigue no se amedranta ante ninguna pregunta, y declara sin pestañear que su sobrina tiene pocas o ninguna probabilidad de reinar, que es una católica de eventos (¿?), y que lo único cierto en cuanto a la especulación de la venta de las fotos, es que si de verdad le ofreciesen la cifra que se baraja, probablemente no se lo hubiese pensado. Henar hace que suba el pan en cuestión de segundos, y que Peñafiel se encumbre como el álter ego de Anne Igartiburu.

Jueves. Chenoa suma un nuevo desengaño amoroso. Si hace unos años lloraba a moco tendido y en chándal a pie de calle al ser sustituida por una fan con los labios hinchados de apellido Tablada, ahora protagoniza una monumental llantina en pleno concierto. La artista se queda sin aliento entre canción y canción y les confiesa a sus fans que atraviesa un momento de “Soledad”. Momento que deja entrever un adiós sin retorno con su novio de los últimos tiempos, Curi Gallardo. El chavalote, miembro de la cuchipandi de Juan Peña y Arancha de Benito, vuelve a romper el corazón de la mallorquina, que según sus palabras, ya cuenta con siete decepciones en su palmarés sentimental. Siete novios como siete casas y como siete discos, los mismos que ha dedicado a cada uno de sus ex. Haciendo memoria, tras Bisbal vendrían Álex González, Cornejo hijo, David de María y el ñoño Gallardo. Pues me faltan dos, ¡qué coraje!  A ver si algún Chenoista me los sopla.

19 marzo 2013

JUSTIN BIEBER Y EL PAPA, FENÓMENO FAN

Viernes. Miles de adolescentes acampan a las puertas del Palacio de los Deportes para dar la bienvenida a Justin Bieber. El efebo en cuestión aterriza en España protegido por fuertes medidas de seguridad y provoca los mismos llantos, ataques de ansiedad y pataletas que las Spice Girls de mi tiempo. Entre la marabunta, una cara que a los reporteros gráficos les resulta familiar, la niña de Jesulín y la Esteban. Andreíta y sus amigas se cuelan en el photocall de la mano de Toño Sanchís, repre de Belén, y estrujan a su ídolo apiñadas para la foto. Tan sólo horas después, la pequeña Janeiro intercambia impresiones con el resto de beliebers en una red social como cualquier chica de su edad. Inmediatamente su lista de seguidores crece como la espuma, aunque muchos de ellos aprovechan el twitteo para cebarse con la menor, atacarla despiadadamente y arremeter contra sus famosos papás. Niños con una crueldad aterradora y adultos escondidos en un perfil falso hacen que la joven termine defendiendo el honor de los suyos y el propio. La primogénita de Ubrique se enfrenta al precio de la fama con apenas trece años; un hecho injusto, estremecedor y, desgraciadamente, difícil de sortear. Llevar el apellido Obregón o Pantoja nunca fue fácil. Mucho menos el Esteban y con la red al acecho.

Sábado. Sánchez Dragó y una de sus hijas se sientan en El Gran Debate para promocionar su último libro. Una historia desgarradora que relata sin censura los pormenores de una relación entre padre e hija compleja, marcada por las ausencias y los reproches. Tras el vídeo de presentación, Jordi y su partenaire se quedan a dos velas ante la repentina espantá de los invitados, que salen por patas de Telecinco sin explicación previa. Veinticuatro horas más tarde, el escritor se disculpa en la tertulia de la Gemio y se queda tan ancho al asegurar que jamás, y nunca jamás, volverá a repanchingarse en ningún espacio de la cadena, ya que, según sus palabras, ningún espectador de dicho programa se ha leído un libro en su vida. Y lo dice él, el mismo que lleva una década en el ring de Vasile. ¿Pero qué invento es esto?

Domingo. El nuevo Papa causa furor entre los feligreses. Su espontaneidad, sus decrépitos zapatos y su oda a la austeridad hacen que el pueblo vuelva a tener esperanza. Francisco suma simpatizantes en cada una de sus intervenciones, aboga por una Iglesia para los pobres y muestra su total desacuerdo a los lobbies que controlan el mundo. Habemus nuevos tiempos; sin Papamóvil ni palios firmados por Armani. De momento, hasta Pitita Ridruejo se muestra satisfecha. Y ella, de esto, sabe un rato.

Lunes. Cansado de permanecer off en las conversaciones sobre Lo Imposible, me tiro a la bartola con un bol de palomitas y un arsenal de kleenex dispuesto a emocionarme como nunca. Sin ser yo Boyero ni similar, me atrevo a tildar la película de correcta en cuanto a efectos especiales, con un trasfondo de realidad conmovedor, pero que no me termina de hacer brotar la lagrimilla. Sucesión de los hechos demasiado previsible, personajes con una capacidad de reacción inconcebible, y un continuo choteo de melodías y frases hechas que intentan tocar la fibra del espectador subestimando su sensibilidad. Todo esto convierte el film de Bayona en una historia real que se desvirtúa a medida que se producen los recursos cinéfilos más corrientes. A mí no me ha llegado al corazón. Quizá el impacto en un pantallón sea mayor, o quizá me esté volviendo un chico duro… Vale, la volveré a ver y os cuento.

15 marzo 2013

MARTIRIO Y BÁRBARA REY, MIS ´AMANTES PASAJERAS´

Lunes. Abro la persiana, veo llover y la vuelvo a cerrar al mismo tiempo que sube el café. Por este orden. Hago balance del fin de semana con poca destreza, estoy espeso. Opto por dejarlo para otro momento. Tres días después me dispongo a teclear sobre dos clásicos: Martirio y Almodóvar. De la persona al personaje, de la peineta al travestismo, de la realidad a la ficción. Dos formas de plasmar arte, sentimientos y miedos. Martirio esconde a Maribel tras unas gafas sombrías, pero la siento cuando canta, cuando habla, cuando menea el abanico. Una artista que no se vende, que no se compra y que nunca defrauda. La palpo como a mi mejor amiga, mi mayor confidente, mi aliada. Cuando se baja el telón, la diva se esfuma y vuelve a ser la vecina anónima. Con Pedro pasa algo parecido. Aparece y desaparece. Dicen los críticos que Los amantes pasajeros es más de lo mismo. Puede ser. El delirio, las formas fálicas y el “Anda, maricón” continúan estando presentes. Guiños a una sociedad en declive vistos desde la atalaya de un director que ya no pisa suelo llano, pero que es fiel a su sello, a su esencia y a su público, llevados al cine de la mano de las chicas Almodóvar de toda la vida, y aderezados por nuevos talentos. Actores consagrados que actúan al unísono con veinteañeros de tirón en una vuelta a los orígenes, a la comedia, al joven manchego que se abre camino entre armarios cerrados y vidas oscuras. A ninguno de los dos les puedo reprochar nada. Son eso, clásicos. Y los disfruto como tal, sin miramientos.

Martes. Movidas telecinqueras. Mientras Kiko vuelve a encabezar el eje del mal tras noventa días de retiro televisivo cual princesa abatida, algunos de sus compañeros tuercen el morro cuando se hace oficial su ascenso a presentador. Entre ellos, la pequeña Campos, que está nerviosa, angustiada y abandona el taburete cuando se rumorea que su piloto vuela alto en compañía de otra rubia. Terelu recupera la actitud de antaño, de sus tiempos de chica Caprabo, y se dirige a la plebe desafiante, con el dedo índice en alto, y retando a todos los que se atrevan a correr el supuesto bulo. Su madre, por su parte, se derrumba y pide clemencia a su público entre pucheros: “Lo que le están haciendo a mi hija, lo estoy pagando en salud”. Con las Campos no se juega.

Miércoles. Habemus Papa, saltimbanqui revelación y nueva bofetada a la Monarquía. La esperada Fumata Blanca confirma que Benedicto ya tiene sustituto. Es argentino, jesuita y, según Ana Blanco, un señor muy humilde que viaja en metro. La misma expectación crea el salto de Raquel Mosquera, que desbanca al mismísimo Falete y se tira a la piscina con los pies en punta, las carnes prietas y un maquillaje idéntico al que utilizó en la boda de Rociíto. La peluquera protagoniza el minuto más visto del día y se viene arriba dedicando besos de artista a diestro y siniestro. Respaldada por una conocida editorial, Bárbara Rey podría estar en negociaciones para llevar a las librerías su autobiografía. Dicen algunos medios que la vedette pondría punto y final a la leyenda para contar con pelos y señales su amistad entrañable, sus misteriosos espionajes y sus secretos de alcoba más íntimos. La consorte mantiene la calma y se va a un asador con sus cuñadas, muy socorridas en estos casos. Se avecina tormenta real. Qué bárbaro. ¡Tener amigas para esto!

11 marzo 2013

HUNTER, DEL CAUCHO AL LUJO

Con más de 150 años de historia, las Hunter han pasado en los últimos tiempos de ser consideradas unas simples botas de caucho, a un complemento de lujo indispensable en los armarios. En su proceso de fabricación intervienen casi treinta piezas de caucho 100% natural y se comercializan en una gran variedad de modelos y tipos de suela. La firma es uno de los proveedores oficiales de la Corona británica y ha llegado a España a través de muchas celebrities. Ideadas para mujeres, hombres y niños cosmopolitas, fashionistas y que buscan la comodidad sin renunciar el estilo, las más populares de esta temporada van del print animal al dorado más sofisticado. ¿Botas de agua por excelencia o tendencia pasajera?




















07 marzo 2013

MI SEMANA: DE FALETE A FRAN RIVERA

Lunes. Arranca Splash! La cadena que otrora llamaban triste termina de golpe y porrazo con el reinado de Gran Hermano, que se ve relegado a un segundo puesto en eso de las audiencias, a pesar de ofrecer la primera ración del clásico edredoning. Falete se postula como el nuevo Vaquerizo del entretenimiento patrio, y se lanza al agua con la melena al viento y embuchado en un bañador de faralaes que ni María del Monte en sus tiempos pantojiles. Mercedes Milá entra en cólera en directo y se desgañita a golpe de Wonderbra pidiendo nuevo hueco en la parrilla televisiva. A la espera de que Mediaset estrene su versión piscinera producida por Ana Rosa, el show de la competencia está pendiente de nuevas entregas donde lucirán cacha para hacer frente a la crisis personajes como Darek o Jesulín. Entre el jurado, Guti, reconvertido en titiritero, y Anna Tarrés, que tras abandonar por la puerta de atrás la Selección Española, prueba suerte frente a las cámaras al más puro estilo Risto Mejide. Nunca antes dio para tanto un trampolín.

Martes. La misma semana que Amancio Ortega sube escalafones en las listas de millonetis europeos, su hija pequeña y su jinete asturiano se inician como papás. El pequeño Amancio llega al mundo con un imperio bajo el brazo, pero él todavía no lo sabe. La que sí sabe que tambalea los cimientos de El Pardo cada vez que saca los morritos a pasear es Corinna, que sigue dando que hablar, esta vez en el Congreso. El Presidente del CNI comparecerá próximamente para explicarle a todo hijo de vecino en qué consisten realmente esos trabajillos secretos y clasificados de los que presume la rubia, Ingrid para el pueblo llano. Ajeno a todo esto, el Monarca da sus primeros pasitos por los pasillos de La Milagrosa, que casualmente arde en llamas con media Familia Real en sus inmediaciones. De traca.

Miércoles. En las mismas inmediaciones se persona cada mañana Letizia. Con chupa de cuero y jeans low cost, la Princesa sonríe y se agita la melena megaplanchada en un intento de aparentar normalidad, pero los corrillos que se hacen llamar especializados aseguran que su matrimonio con Felipe atraviesa una crisis de las gordas, que cuando el foco se apaga surgen las desavenencias, y que a puerta cerrada Ortiz Rocasolano se desfoga a gusto como una carretera pitillo va, pitillo viene. Va a ser verdad que la tía es humana.

Jueves. Después de su periplo por Plaza Castilla, Fran Rivera rompe su silencio en exclusiva. Ese hombre que decía a media voz “De temas tan delicados no hablo”, se explaya a lo largo y ancho de casi diez páginas, vaya la buchaca por delante, y desentraña su enfrentamiento con la duquesita por la custodia de su hija. Cuando el juez ya ha dictado sentencia a favor de Eugenia, su ex abusa de laísmos y jerséis de pico para desterrar el hacha de guerra contra los Alba, dejar clarito que la niña continúa queriendo mudarse con él a Sevilla, y argumentar con mala baba que su empresa de chatarra requiere una disciplina mayor que ejercer de imagen para la firma del osito. A la chulería de Rivera Ordóñez  se suma el posado de su actual novia en el suplemento de la misma publicación. La abogada hace alarde de su nueva vida junto al hijo de la divina y de sus planes de futuro, pero sin embargo agacha la cabeza ruborizada cuando los alcachoferos la asaltan en plena calle. Ya lo decía la Campanario: “Por dinero baila el perro”. 

04 marzo 2013

MI SEMANA: DE CAMPANARIOS Y CHATARREROS

Miércoles. Corinna (Ingrid en horario de oficina) vuelve a nuestras vidas. Tras años en la sombra, las portadas son ahora el nuevo centro de operaciones de la alemana, que ejerce de azote real día sí, día también. La Mata Hari del siglo XXI emula a la mismísima reina del baldosín y posa ante el objetivo de una de sus íntimas, reputada fotógrafa y tercera esposa de Villalonga, expresidente de Telefónica, ex de Adriana Abascal, y pez gordo donde los haya. Con hasta tres cambios de vestuario y joyas valoradas en un par de millones de dólares, la que se hace llamar princesa juega a la ambigüedad en cada una de sus respuestas, aunque deja caer que cuenta con información privilegiada, que el Monarca español sigue siendo uno de sus grandes tesoros, y que en contra de lo que es vox pópuli, jamás ha pernoctado en los alrededores de Palacio. Mientras Doña Sofía aguanta el chaparrón y se encomienda al Cristo de Medinaceli, su marido prepara el pijama y las pantuflas para someterse esta semana a su enésima operación, decisiva, dicen, en cuanto a una posible abdicación. ¿Quién será la primera en acercarle unos Ferrero Rocher al hospital? ¿Están Felipe y Letizia en capilla? (A estas horas, Juancar estará convaleciente).

Jueves. Cena para tres. Entre mascarpone y vino tinto, nos peleamos por el turno de palabra; hablamos del paro, de los triquinis de Olvido Hormigos en el reality piscinero y de amoríos varios. Con la carta de postres en la mano, mis confidentes me ponen al día de las nuevas cabeceras de los kioskos. Por un lado, Grazia, revista semanal de tendencias que aterriza en España editada por Grupo Planeta y dirigida por Charo Izquierdo, antigua chicaYodona. Por otro, Forbes, que debuta en unos días fiel a su línea editorial, pero con una novedad, más de veinte páginas de moda. Les echaré un vistazo, pero no prometo nada. Yo soy más del Vanity Fair (…).

Viernes. Mi madre entra en la era WhatsApp por la puerta grande. Durante cuarenta y ocho horas, debatimos a tiempo real sobre las expulsiones de GH, las ojeras de Ana Rosa y la factura de la calefacción. Cuando los SMS de pago ya forman parte del pasado, un inesperado accidente termina con el Smartphone suicida buceando entre aguas turbulentas dentro del cubo de la fregona. Una pena. Fue bonito mientras duró, mamá. Por la noche, el patriarca del clan Campanario baja a las cloacas como padre coraje para pelear en el barro con el pelotón de Jorge Javier, que se las hacen pasar canutas hasta que la dentista en ciernes interviene por teléfono con tono pretencioso consiguiendo agotar los minutos televisivos de su padre. Finalizada la entrevista, la Esteban contraataca desde ése, su plató, y le recuerda a los espectadores que ella es la única que por su hija, ma-ta. Nada más que añadir. La guerra Belén/María José vuelve a la picota. Qué pereza.

Sábado. La Bordiú y su chatarrero continúan sin soltar prenda sobre su relación. Si hace unos días Carmen Franco espetaba que el noviete de su hija le parecía “Bien educado”, la nietísima niega la mayor y amenaza con emprender acciones legales contra todo aquel que se atreva a especular sobre su amistad con un hombre casado. De momento, y aleccionada por Teresa Bueyes, Carmencita se verá las caras con su todavía marido en los tribunales por supuesto chantaje. Con los Franco hemos topado. ¿La exclusiva? Cuestión de tiempo.