Suscripción

30 noviembre 2011

EL CHINO DE LA ESQUINA BY LOEWE

En tiempos de crisis todo vale. Jimmy Choo, Lanvin, Versace, y ahora Marni para la próxima temporada, se lanzan a H&M con precios para el pueblo. Las mejores firmas tiran de archivo y relanzan prendas históricas mezclando lujo y low cost, o lo que es lo mismo, ropa de lujo hecha con materiales... ¿de cero lujo? Incluso en el bajo coste absoluto siguen existiendo clases; los vips son los primeros en ver la colección y llenar la bolsa a golpe de Visa, los mortales, sin embargo, tienen que hacer cola a pie de calle durante horas para obtener la esperada pulserita que da acceso a las salas de compra. Los hay que duermen en Gran Vía con bocata o petaca en mano, todo por tener un Versace en su armario por veinte euros. Pero... ¿tenemos un Versace en realidad?, o ¿tenemos un Versace infinitamente para H&M? Los estampados son demasiado evidentes, a primer golpe de vista los identificamos, ¿estamos ante un "quiero y no puedo"? Me imagino por un momento que esta moda se extienda a otro tipo de marcas. Quizás en unos años podamos conducir un Mercedes para Citroën, pincharnos el botox de Maribel Yébenes en Yves Rocher, comprar un bolso Amazona en el chino de la esquina by Loewe,  o comer caviar Beluga para Supermercados Día... todo es posible y si no, al tiempo.



1 comentario: