Suscripción

01 junio 2012

TODOS SOMOS MARTA


Miércoles noche, Paseo de Gracia, Barcelona. Mango celebra la cuarta edición de los Fashion Awards, unos galardones que Isak Andic entrega a diseñadores noveles, con cheque de trescientos mil euros incluido (que no es poca cosa, vamos). El afortunado es un joven tailandés con un nombre imposible de pronunciar. Aprovechando la convocatoria, Carolina Herrera, con su hija a cuestas, es homenajeada por su trayectoria y por expandir por medio mundo su CH, sea de palo o no. La venezolana recoge el premio con una tirita en la nariz, que aún nadie sabe justificar, aunque sospecho que también es by CH. Las Herrera tienen lo mismo de enigmáticas que de remilgadas.  En fin, a lo que voy. El fiestón tiene su photocall  de rigor y las celebrities posan ante la prensa enfundadas en modelitos de la firma catalana, la mayoría prestados, para al día siguiente llevarlos al tinte a quitar la manchita de canapé o la gota de vino (qué mal se va el Rioja, por cierto) y devolverlos al showroom correspondiente. Viendo a Preysler entre las invitadas, podría pensar que es la maestra de ceremonias, pero no, esto no es Porcelanosa, esto es Mango, y el megaparné se lo lleva esta temporada Kate Moss. La supermodelo posa con total look en negro, se toma las dos copas que figuran en contrato, y en cuanto puede, se pira. Pero antes, Kate, que también es humana, va al aseo a hacer un pis,  lavarse los dientes,  retocarse el eyeliner, vomitar el catering (quizá servido por Caritina), y todo eso que hacen las estrellas. Cuando está concentrada en su pis, su Colgate, su eyeliner y el delicatessen de Cari, otra rubia con dos tonos más de tinte aparece en escena. Se trata nada más y nada menos que de Marta Sánchez. La cantante se viene arriba y le pide una foto a la modelo, supongo que para mostrarla al mundo y de paso elevarse juntas a los altares. Moss le responde con un no rotundo. Ahí estalla la guerra. Gibraltar ya no es lo único que nos separa de los ingleses, Marta no da crédito a lo que acaba de suceder. Ella es una estrella del pop y no permite que le tosa ni el tato. Permanece durante un largo rato en el servicio intentando recomponerse y salir del paso con dignidad. Pero mientras guarda la polvera en el clutch prestado y manchado de vino, cae en la tentación y publica en Twitter, Facebook y todas las redes sociales que maneja, frases lapidarias hacia la top. La califica de poco simpática e incluso es tan osada que se atreve a asegurar que es igual de bajita que ella. ¿Perdón? Adoro a Marta, pero no suele estar acertada, está más mona cantando que hablando. La pobre no supo reaccionar en su día ni con Lomana al coincidir con el mismo estrellado D&G, como para estar a la altura de Kate... Lo importante es que Miss Sánchez no está sola; el resto de famosillas se unen a la causa, y algunas como Fiona Ferrer o Nuria Roca acuden al rescate de su amiga cargando contra la británica con frases absurdas como “todos somos Marta” o “eso no se le hace a una rubia”. Creo recordar que hace unos años le sucedió algo parecido con la mismísima Madonna, que además de negarse a dirigirle la palabra, le intentó levantar a Javier Conde, su churri del momento.  ¿Será que las inglesas no conocen a nuestra Marta? ¿Acaso no se hizo eco el Daily Mirror del ´hit´ Desesperada, o de su numerito en plena guerra del Golfo? ¿Por qué Preysler no le echó una mano y medió entre las dos divas? Cosas de la vida, mañana voy a verla al Vicente Calderón y estoy pensando en acoplarme a la pandi de wacus y gritar al unísono eso de: ¡Todos somos Marta! Os lo contaré, buen fin de semana.

9 comentarios:

  1. Hola Álvaro, buenos días:

    Martita no tiene remedio, me pregunto cuándo va a crecer y dejar de pensar que tiene 25 años, será que tanto tinte termina filtrándose al cerebro? Lo de la Lomana fue lo más, recuerdo cuando salió huyendo con el vestido prestado, pero esta rabieta, por muy baja que sea Kate Moss, estoy segura de que mide más del 1,60 de Marta.

    En fin, pasad un buen fin de semana, besos.

    ResponderEliminar
  2. Alvaro ¡¡genial post¡¡ tratando de recomponer la escena, me ha recordado todo a mi época de cole¡¡ y eso que soy fan de Martita de hace muchos años... pero estoy con AnaZ, tiene que crecer... Bss y disfruta del finde¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. universovarietes.blogspot.com"me ha encantado!irónico critico y
    #wacuJun 01, 5:38 PM vía
    Twitter for iPhone
    Responder a @FIONAFERRER

    ResponderEliminar
  4. Al fin encontramos a alguien de ese mundo con sentido del humor,bravo por FIONAFERRER. Genial el post Al, lo q darias tu por estar en ese momento mirando a traves de la cerradura.... jajajaja. Buen finde. Bss

    ResponderEliminar
  5. Ya te digo! Jajaj, gracias a todos y buen finde! Besos!

    ResponderEliminar
  6. Ja,ja,ja, lo que me he reído... esta Marta no crecerá nunca. Genial Álvaro!!!

    ResponderEliminar
  7. Jejeje, Marta Sanchez es buena cantando, pero eso es una rabieta total!! también decir en favor de Marta, que no creo que sea un gran esfuerzo por parte de Kate, sacarse una foto!! al fin y al cabo, es imagen... Yo adoro a Kate!! es un icono de la moda.
    Te sigo, tiene muy buena pinta tu blog!!

    http://diariodeunaresultona.blogspot.com.es/2012/06/compras-de-primark.html

    ResponderEliminar
  8. Cuando leí lo que había pasado en esa fiesta no pude evitar carcajear y reírme de Marta, pero la verdad es que Kate, aunque ella se lo puede permitir, fue bastante grosera, además de quedar fatal con el presidente de Mango y compañía habiéndose marchado antes de la cena... en fin, pero repito, ella se lo puede permitir. Feliz finde!

    ResponderEliminar