Suscripción

23 enero 2015

LOS MAGREOS DE ÁLEX Y EL DECLIVE DE BELÉN

Martes. Mi corazón recupera su ritmo habitual y me reconforta observar que el frío invierno es directamente proporcional al festival de apareamiento entre famosos patrios. Las parejas de la temporada se suceden a un ritmo vertiginoso y aportan savia nueva a esto del colorín. Lo celebro, que no sólo de tronistas vive el hombre. Para no perder la costumbre, Álex González vuelve a las portadas en forma de morreo en el interior de un coche. El clásico apretón que hizo famoso la Obregón en brazos de Micky Molina parece ser el ritual de seducción favorito por este guapo entre guapos, que semana sí, semana también, se deja succionar por rubias, morenas y pelirrojas al amanecer. Casualmente, el paparazzo de turno siempre capta la instantánea y, para deleite de los que amamos la carnaza, ponemos la lupa en la presa del momento. Si hace unas semanas fue Alyson, la americana que curró a la vera de Rociíto, hoy le toca a Amaya Méndez, responsable de los abdominales de Rosa de España entre otras. La chica aprovecha el tirón para promocionarse como personal trainer en las redes mientras el actor menea el chascarrillo con arte y le quita hierro al asunto. Nunca le agradeceremos lo suficiente a Chenoa el hecho de sacar a esta criatura del cascarón.

Miércoles. Más allá de amantes de ocasión, hay otros muchos que se revelan como la pareja del momento. El tema está que arde y el binomio chica mona-deportista se repite una y otra vez como parte de la Marca España. Lara Álvarez y Fernando Alonso son la viva estampa de la felicidad y ya no ocultan su relación. Un hito en la trayectoria sentimental del piloto asturiano, acostumbrado a rehuir a la prensa y mantener atrincheradas a sus mujeres. Entre fogones se hacen selfies Cristina Pedroche y David Muñoz, reina del Trending Topic ella por dar las campanadas en bragas, y chef de postín él con varias estrellas Michelin a la espalda. No todo iba a ser amor. Cristiano Ronaldo y la top Irina Shayk ya buscan calor humano por separado y todo apunta a que la ruptura viene motivada por terceras y hasta cuartas personas. Una separación, de momento, más civilizada que el divorcio de Patricia Conde, que se recrudece en los tribunales y que nos deja a la presentadora corriendo como las locas y con peluca. A esta chica le va la marcha. Debería de aprender un poco de la Campos y Bigote. La experiencia es un grado.

Jueves. Comparto mesa y mantel en La Musa de Malasaña con L. y V. La ocasión lo merece, L. nos deja para instalarse en París y tenemos hambre de titulares. La atiborramos a preguntas sobre su futuro más inmediato y la pobre aguanta los envites fingiendo tranquilidad. La veo feliz ante lo desconocido y eso es lo que importa. Prometemos visitarla pronto y cuando llegan los postres, cambiamos de tema y V. nos pone al día sobre el matrimonio (braguetazo para algunos) de Vega, una extriunfita que un día se tiñó el pelo de azul a lo Lucía Bosé. V. es la única persona que conozco que no tiene ni idea de quién es Chabelita, por eso lo que nos cuenta va a misa. Yo no había reparado en el asunto, pero me vengo arriba al saber que la chica (Vega) se ha casado con uno de los tiburones de Estrella Galicia, divorciado y padre de familia numerosa. Inmediatamente nos lanzamos a googlear al susodicho esperando encontrarnos a un madurito interesantón de los que se suele ligar Terelu, pero va a ser que no. El tipo es del montón. No se puede tener todo en esta vida.

Viernes. Resaca de GH VIP. La casa de Guadalix se cobra una nueva víctima, Olvido Hormigos. Las campañas de apoyo que defendían un bullying en toda regla contra la exconcejala no han sido suficiente en su careo con los belenistas. La rubia salía por patas del concurso y la Esteban daba las gracias a España por cumplir su deseo al grito de “Si me queréis, echadla”. Belén ejerce de Faraona y se pasa todo por el arco del triunfo, pero su lista de palmeros pierde adeptos a un ritmo brutal. El mismo pueblo que la coronó como su princesa, se lamenta de la actitud de la de San Blas entre esas cuatro paredes. Ciclotímica, machista, sectaria, falsa y hasta pandillera son algunos de los calificativos que se echará a los morros Belén cuando devuelva el tafanario a su cortijo. El horizonte se avecina con nubarrones y quizá la estancia vip termine arranándole a jirones la corona. Nadie dijo que ser princesa fuera fácil. 

7 comentarios:

  1. Esta semana no dejas titere con cabeza pero es que se prestan a ello, sobre todo Belen y el GH VIP no tiene desperdicio. Besos

    ResponderEliminar
  2. El otro día, mientras comía, intenté ver un poco de GHVip pero te prometo que me puede. Es que no hay ninguno por el que perder cinco minutos delante de la tele. ¡Ni el Paquirrín! Ahora, Alex está cañón, cañón y que se "churrusquee" con sus amiguitas me parece estupendo. Es lo que hemos hecho todos, ¿no? Besotes grandes.

    ResponderEliminar
  3. No sabia lo del Cristiano y la Irina, enfin un cambio de aires viene bien. Ya sabes que le tengo tanto repelús a la ex jesulina como a las tereles! un besin.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Yo con lo de Belén Esteban alucino un poco, es que no parece ni ella. Siempre ha desvariado un poquillo pero es que ahora... Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  5. Pues no sabía que la Pedroche esta entre fogones??? jeejee si es que haces un resumen que me pongo al día al momento...Con la Esteban en un concurso como este, todo esta perdido para los demás, eso ya era seguro, desde que gano mira quien baila,Dios mio!!!! Asi va el país...
    un bsazo

    ResponderEliminar
  6. De lo GHpaso olimpicamente aunque sea VIP, porque vaya VIPS!!!!! ja ja ja Estupendo resumen!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  7. JOROÑA QUE JOROÑA CON LA PEDROCHE.....QUE LECHES, PORQUE ELLA LO VALE!!!

    BESAZO

    RUTH A.
    http://www.ruthazofra.es/index.php/el-blog-de-ruth/5322

    ResponderEliminar