Suscripción

12 marzo 2012

BAILA, CASANOVA

El divorcio de Pau y Colate era un secreto a voces, pero el BOE de los cotilleos o lo que es lo mismo, el ¡HOLA!, lo confirma esta semana con una entrevista al nuevo soltero en busca de fémina. La publicación no tiene desperdicio. Al ver la portada se me van los ojos hacia el primer plano de Preysler, sobre todo a su tabique, más afilado que el de Michael Jackson en sus horas más bajas. Me pregunto dónde quedó la nariz chata que lucía la filipina cuando bailaba con Julio a ritmo de Bamboleo. No encuentro respuesta. A lo que iba, Rubio y Vallejo-Nágera están en pleno proceso de separación. Colate se despacha a gusto a lo largo de un reportaje de esos de un montón de páginas. Posa con unas ojeras considerables, no sé si del disgusto o del trasnoche. Asegura que el matrimonio casi fue un desastre desde el principio, que la chica dorada viene a ser algo como “insoportable”, y que no hay vuelta atrás. Qué pena, Colate la consideraba la mujer de su vida, dando a entender que rollitos como Patri Pérez o Eugenia no merecen ni un par de líneas en su exclusiva. Como si de un robado se tratase, ¡HOLA! muestra en la página siguiente a la entrevista unas imágenes de calidad exquisita de la rubia tomando el sol en una piscina desierta, perfectamente iluminada, con pamela, móvil en mano, tripa metida, y hasta barnizada como para ir a los Grammy latinos. Muy creíble, sí… Horas después, la cantante con voz de tequilera soltaba en Twitter una frase ridícula que sólo ella podría escribir: “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Esto es sólo el principio, a Pau le gusta mucho un juicio y a Colate le tira demasiado el casoplón de la Rubio. Empieza la guerra. Mientras tanto, Pau busca nuevo novio, y Colate... ¡baila, Casanova!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada